Los procesos de soldadura generan humos y gases que pueden ser, incluso en períodos cortos de exposición, altamente dañinos para el cuerpo humano, y en períodos largos de exposición causar daños irreversibles.

Algunos efectos de respirar humos y gases de soldadura:

  • En exposiciones cortas
    • Irritación de mucosas, mareos y nauseas.
  • En exposiciones prolongadas
    • Úlceras estomacales, daño a los riñones y al sistema nervioso central, e incluso cáncer de pulmón, laringe o tracto urinario.

Es importante recordar que los gases nobles o C02 que se utilizan, en algunos casos, para estabilizar el arco pueden desplazar el oxígeno, al ser menos densos, reduciendo la calidad del aire y provocando mareos, nauseas o incluso en casos particulares (normalmente en espacios confinados) asfixia.

¿Cómo puedo reducir la exposición a los humos y gases?

Debe de existir una claridad de los humos y gases presentes en el ambiente así cómo de su concentración, ya que de ello dependerá la robustez del sistema de protección necesario.

Esto varía dependiendo del metal a soldar y de el tipo de soldadura. Consultar los estándares establecidos por la NOM ú OSHA para más información.

  • Las superficies de soldadura deben de estar limpios de cualquier residuo, de solventes o pinturas, que generen mayor toxicidad de los humos y gases o incluso riesgos de incendio.
  • Evitar posiciones de alta exposición a los humos y gases. Los trabajadores deben de estar respirando contra el flujo del aire para reducir la exposición.
  • Se debe de procurar mantener la cara los mas alejada , que la visibilidad permita, de la pieza de trabajo.
  • Se debe de procurar tener sistemas de ventilación forzada que reduzcan la concentración total de los humos y gases.
  • También pueden ser utilizados sistemas locales de extracción de aire que se colocan justo en la pieza de soldadura, o equipos de suministro de aire a presión positiva montados a la careta.

Analizar si de ser posible se puede cambiar a un proceso de soldadura, o consumible, a uno de menor generación de gases y humos y usar aquellos de alta generación solo cuando sea estrictamente necesario. A continuación se enlistan los tipos de soldadura de arco eléctrico según su producción de humos:

flecha

  • Soldadura con Arco con Núcleo Fundente (FCAW)
  • Soldadura con Arco Metálico Revestido (SMAW)
  • Soldadura por arco metálico con gas (GMAW o MIG)
  • Soldadura por Arco de Tungsteno con Gas Inerte (GTAW o TIG)

En caso de que todos los métodos anteriores no alcancen para llevar los gases y humos a niveles de exposición seguros un equipo de protección respiratoria, especial para soldadura (resistente o retardante a la flama) debe de utilizarse.

*Controlling hazardous fume and gases during welding https://www.osha.gov/Publications/OSHA_FS-3647_Welding.pdf

¿Qué te pareció éste artículo?