Un sistema personal de detención de caídas (PFAS) típico incluye tres componentes que suelen describirse como el ABC de la protección contra caídas. Cuando se utilizan de manera conjunta, el anclaje/conector de anclaje, la sujeción del cuerpo y el dispositivo de conexión forman un sistema completo de detención de caídas para brindar la máxima protección al trabajador. Pero no olvide los otros componentes necesarios en cualquier programa de protección contra caídas al trabajar en alturas: el descenso, el rescate y la recuperación de un trabajador que se ha caído.

Anclajes

Anclajes

Los anclajes son puntos seguros de amarre. Los conectores de anclaje varían según el sector, el trabajo, el tipo de instalación y la estructura. Deben tener la capacidad de soportar las cargas previstas y proporcionar un factor de seguridad adecuado para la detención de caídas.

Conectores

Conectores

Los conectores, como las eslingas amortiguadoras o los SRL, conectan el arnés del trabajador con el anclaje.

Descenso y rescate

Descenso y rescate

Estos son dispositivos para elevar o descender hacia un lugar seguro a un trabajador lesionado que sufrió una caída o para retirarlo de un espacio confinado.

Sujeción del cuerpo

Sujeción del cuerpo

La sujeción del cuerpo suele ser un arnés de cuerpo entero. Los arneses distribuyen las fuerzas de la caída sobre los muslos superiores, la pelvis, el pecho y los hombros. Proporcionan un punto de conexión sobre el trabajador para el sistema personal de detención de caídas cuando trabaja en altura.

El ABC de la protección contra caídas 5.00/5 (100.00%) 2 votos