Dichos hallazgos no sorprenden si se está expuesto a grandes cantidades de sustancias tóxicas envueltas en los humos de soldadura, incluyendo agentes cancerígenos tales como el cadmio, níquel, berilio,cromo y arsénico.

Los soldadores también pueden experimentar una gran variedad de problemas respiratorios y pulmonares crónicos, que incluyen bronquitis, asma, neumonía, enfisema, neumoconiosis (enfermedades relacionadas con polvos), disminución de la capacidad pulmonar, silicosis (causada por la exposición a sílice) y siderosis (enfermedad relacionada con polvos óxidos de hierro en los pulmones).

Otros problemas de salud que se han encontrado entre estos trabajadores son: enfermedades del corazón, enfermedades de la piel, pérdida auditiva, gastritis crónica (inflamación del estómago), gastroduodenitis (inflamación del estómago y del intestino delgado) y úlcedelgado. Los soldadores metales pesados, tales como cromo daños en los riñones.

La soldadura también implica riesgos reproductivos en los soldadores. Un estudio reciente realizado por OSHA1 encontró que en específico los soldadores que trabajan con acero al carbón, tienen menos cantidad y calidad de espermas que hombres en otros tipos de trabajos. Varios estudios han demostrado que ha aumentado el retraso en la concepción y la no concepción entre soldadores y sus parejas. Las causas posibles incluyen exposición a: (1) metales, como aluminio,cromo, níquel, cadmio, hierro, manganeso y cobre; (2) gases, comonitrosos y ozono; (3) calor; y (4) radiación ionizante, usada para verificar las costuras de soldadura.

Los soldadores que realizan operaciones de corte o soldadura en superficies que contienen asbesto o aislantes de asbesto tienen además riesgo de padecer asbestosis, cáncer de pulmón, mesotelioma y otras enfermedades relacionadas con los asbestos.

OTROS PELIGROS A LA SALUD

Calor
El intenso calor de la soldadura y las chispas pueden causar quemaduras. Diversos daños en ojos se han derivado de escoria caliente, rebabas metálicas, chispas y electrodos metálicos. Adicionalmente, la exposición excesiva al calor puede provocar estrés calórico o choque de calor. Los soldadores deben estar al tanto de los síntomas, tales como fatiga, mareo, pérdida del apetito, náusea, dolor abdominal e irritabilidad. Una ventilación y resguardo adecuados, tiempos para descansos e hidratación frecuente protegerán al trabajador contra dichos riesgos.

Luz visible / radiación infrarroja ultravioleta
La luz intensa asociada con un arco eléctrico puede causar daños en la retina, mientras que la radiación infrarroja puede dañar la córnea y resultar en la formación de cataratas.
La luz ultravioleta (UV) del arco, que es invisible, puede provocar “destellos de soldador” u “ojo de arco”, aun después de una breve exposición (menos de un minuto). Los síntomas del ojo de arco usualmente ocurren muchas horas después de la exposición a la luz ultravioleta, e incluyen una sensación de arena en los ojos, visión borrosa, dolor intenso, lagrimeo, sensación de quemadura y dolor de cabeza.

Por otra parte, el arco puede reflejarse en materiales circundantes y producir quemaduras a compañeros de trabajo cercanos al área. Aproximadamente la mitad de los daños causados por el reflejo de los soldadores incluye a compañeros de trabajo que no estaban soldando.

img_articulo_soldaduraSi no cuentan con la protección adecuada, los soldadores y cortadores que continuamente trabajan alrededor de la radiación ultravioleta pueden sufrir daños permanentes en los ojos, quemaduras en la piel similares a las del sol y aumentar el riesgo de contraer cáncer de piel.

Daño músculo-esquelético
Los soldadores cuentan con una alta prevalencia de quejas en cuanto al sistema músculoesquelético, incluyendo daños en la espalda, dolor de hombros, tendinitis, reducción de la fuerza muscular, síndrome del túnel del carpo y dolores en rodillas. Las posturas del cuerpo (especialmente el soldar por arriba de la cabeza, vibración y levantamiento de objetos pesados) pueden contribuir a estos trastornos, que pueden ser prevenidos con:

  • Técnicas adecuadas de levantamiento de objetos pesados.
  • No trabajar en una sola posición por períodos prolongados.
  • Mantener el trabajo en alturas confortables.
  • Usar un medio para descansar los pies, como tapetes, para períodos largos de trabajo de pie.
  • Colocar los materiales y herramientas en forma conveniente.

Ruido
La exposición a ruidos molestos puede dañar permanentemente el oído, al igual que producir estrés e incrementar la presión sanguínea, contribuyendo a enfermedades del corazón.

Por las razones antes mencionadas, es indispensable que los trabajadores cuenten con el equipo adecuado y sean entrenados en su uso antes de realizar actividades de soldadura.

La soldadura y sus riesgos para la salud 4.09/5 (81.82%) 11 votos