El aire está compuesto de un 78% de nitrógeno, 21% de oxígeno y 1% otros, para esto existen 2 tipos de contaminantes que perjudican al aire directamente en su estado natural, estos contaminantes se dan cuando ciertos gases tóxicos entran en contacto con las partículas y moléculas de la atmósfera. Su forma más fácil de distinguir las partículas contaminantes es que no son idénticas física y químicamente, sino más bien están constituidos por una amplia variedad de tamaños, formas y composiciones químicas que tienen en sus propiedades, lo que hace que se pueda percibir visiblemente, caso contrario a las moléculas que no son visibles en el aire.

La partículas contaminantes son los Polvos, Humos y Neblinas.

Polvos

Polvos

Son partículas solidas muy pequeñas con diámetros de 0.1 a 25 micrómetros que se forman y se perciben fácilmente cuando se lijan o trituran materiales sólidos. (ej. Lijado, esmerilado etc.)

Humos metálicos

Humos metálicos

Son también partículas sólidas demasiado finas que lleva el viento, ocurre cuando se enfría rápido un metal o sólido recién fundido y vaporizado. (ej. Soldadura, fundición)

Neblinas

Neblinas

Estas partículas pequeñísimas en forma de gotas son generadas usualmente por pulverización, nebulización, o rociado de sustancias en estado líquido (pinturas, plaguicidas, etc.)

Y las moléculas contaminantes son los Gases y Vapores.

Gases

Gases

Son sustancias en estado gaseoso dispersa en el ambiente. Que se aleja fácilmente de la fuente que lo produce, sin que se pueda detectar.

Vapores

Vapores

Son sustancias no visibles que emanan de líquidos al evaporarse. Los vapores son normalmente moléculas líquidas a la temperatura ambiente.
¿Qué te pareció éste artículo?