¿Qué causan los humos y gases de soldadura?

  • Irritación de ojos, nariz, pecho y tracto respiratorio.
  • Fiebre de humos metálicos que incluye escalofríos, sed, fiebre, dolor muscular, tos, sibilancias, fatiga, náusea y sabor metálico en la lengua.
  • Tos
  • Sibilancias
  • Acorta la respiración
  • Bronquitis
  • Edema pulmonar (fluido en los pulmones)
  • Neumonitis (inflamación de los pulmones)
  • Efectos gastrointestinales como náuseas, pérdida del apetito, vómito, calambres y digestión lenta
  • Algunos componentes de los humos de soldadura, por ejemplo el cadmio, pueden llegar a ser fatales si uno está expuesto aun en periodos cortos.

La radiación ultravioleta generada por soldadura y las reacciones de la soldadura con oxígeno y nitrógeno en el aire forman ozono y óxidos de nitrógeno. Dichos gases son mortales a altas concentraciones.

Los rayos ultravioleta de la soldadura pueden reaccionar y formar gas fosgeno. Una pequeña cantidad de gas fosgeno puede ser mortal, aun cuando los síntomas  tempranos de la exposición –mareos, escalofríos y tos- usualmente toman de 5 a 6 horas en aparecer. La soldadura con arco nunca debe realizarse cerca de áreas donde están presentes o pueden estar presentes sustancias desengrasantes o solventes.

Soldadura: Efectos en la salud a corto plazo 5.00/5 (100.00%) 1 voto